27.3.09


"¡No me dejes dormir, no me des paz!
Entonces ganaré mi reino,
naceré lentamente.
No me pierdas como una música fácil,
no seas caricia ni guante;
tálame como un sílex, desespérame."








(y gracias, por cierto)



1 comentario:

Fede Terna dijo...

Ante una primera impresión de otra de esas escrituras "modernas", que ya no son más que lo que son casi todos en este mundo de palabras, es decir, una postura vacía, me desengaño, y disfruto mucho de éste texto.

Saludos!