3.11.09















un búho de Minerva vuela bajo en el atardecer naranja del olimpo.
abstraído planea y respira el aire cambiante del solsticio,
se posa en una rama.
alguien lejano cuenta que llora.
esconde el rostro marchito en las alas y despide al sol;
es que volverá a verlo en invierno,
lejos del humor agrio de la primavera,
del calor de los hombres.



3 comentarios:

Fiodor dijo...

me gusta imaginarmelo al buho. tambien me gusto el dia en el que sacaste esa foto, quiero mas dias asi.

Anónimo dijo...

Otros amigos se han ido antes;
mañana él también me dejará,
como me abandonaron mis esperanzas.”
Y entonces dijo el pájaro: “Nunca más"

Dorothy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.