25.3.10


El más viejo de los dioses había muerto. Un pacto entre otros dioses igualmente añejos rezaba 'si el universo llora, se le concederá el don de la resurrección'.
Cierta noche el universo entero recordó y lloró, excepto un solo ser. La lágrima negada. Es por eso que incluso hoy todos lloran por dicha lágrima y conocen la amargura, y son humanos y mortales.

5 comentarios:

El libertario del metal dijo...

Decime que lo escribiste vos y te doy un premio

Dorothy dijo...

Me vendría bien una juguera. Gracias.

El libertario del metal dijo...

Es un aparato para auto-inducir orgamos, verdad? Creo que tengo uno de esos en el desván.

federic dijo...

fahh..me dejaste sin palabras
pero llorando humano y mortal

genial el texto
un sludo

Daniel Shields dijo...

Hola buen día. Pasé de casualidad y me gustó mucho este escrito.

Saludos